Garbanzos con morcilla

publicado en: Recetas | 0

Una nueva receta de cuchara que nos hará entrar en calor en esta parte tan fría del año. Los garbanzos con morcilla nos cargarán el cuerpo de nutrientes y proteínas y nos dará la energía que tanto necesitamos para pasar el frio. Con unas estupendas morcillas de las que os ofrecemos en La Venta de Don Baldomero y unos riquísimos pimientos para acompañar a los garbanzos nos va a quedar un plato muy rico a la par que nutritivo. Ideal para disfrutar de la venta este invierno.

 

Receta de garbanzos con morcilla.

Ingredientes para cuatro personas:

Lo primero que tenemos que hacer es elegir los garbanzos. Los tenemos como legumbre seca o ya cocida.

Si los garbanzos son de bote tan solo sacarlos, lavarlos bien pasándolos por agua y escurrir.

Si empleamos los garbanzos secos los pondremos el día anterior en agua templada con un puñado de sal. Los dejamos en remojo durante la noche, normalmente 12 horas. Es importante lavarlos después para quitar posibles impurezas. Y ya sólo nos quedará escurrir y apartar hasta el momento de preparar nuestro potaje.

Empezamos cociendo en una olla rápida o en olla exprés el caldo con el hueso de caña y la hoja de laurel. Cuando comience a hervir veremos que comienza a crear espuma. La retiramos con una espumadera y añadimos los garbanzos, 6 dientes de ajo enteros, el puerro y la sal.

A continuación cerramos la olla y la dejamos cocer 20 minutos bajando el fuego al mínimo una vez que haya alcanzado la segunda anilla. Apagamos y dejamos que se vaya enfriando hasta poder abrirla.

Si vamos a preparar esta receta con el modo tradicional, en olla clásica, debemos dejarla cocer durante unas 2 horas, comprobando el punto de los garbanzos.

Mientras se cocinan los garbanzos freímos el pan en una sartén con abundante aceite. Reservamos el pan y añadimos la cebolla y los dos dientes de ajo que nos quedan bien picaditos  a la misma sartén y sofreímos unos 20 minutos.

Seguidamente añadimos los pimientos bien picaditos al sofrito de cebolla y ajo y lo mezclamos.

Después ponemos en el vaso de la batidora el sofrito de cebolla, ajo y pimientos, el pan frito troceado y 2 o 3 cucharones del caldo de los garbanzos que ya estará listo. Trituramos y añadimos al guiso de garbanzos.

Para preparar la morcilla la ponemos en una sartén y la  freímos cortada en rodajas y cuando esta frita la añadimos a la olla de los garbanzos. Cocinamos los garbanzos con al sofrito triturado y la morcilla durante 10 minutos y lo servimos acompañado de un estupendo vino tinto Peregrino Crianza de bodegas Gordoncello. Buen provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*