El Botillo

publicado en: Historia, Noticias, Recetas | 2

El Botillo es el producto más peculiar del Bierzo, siendo desde tiempos inmemoriales rey de la gastronomía berciana y plato principal en fiestas y celebraciones, especialmente en época de invierno.
Es un producto cárnico que se ha mantenido en la cultura popular como embutido emblemático, gracias a la tradición heredada de nuestros antepasados.

Este embutido tiene un antiguo origen, en manos de los monjes eremitas que habitaban los rincones más apartados de la comarca. Ellos cuidaban varios cerdos, que sacrificaban cuando llegaba el invierno y separaban entonces con gran habilidad las costillas, los huesos de la cabeza y el rabo que cortaban en trozos e introducían en una artesa mezclándolos con sal, pimentón, ajo y orégano.

Con esa roja mezcla rellenaban todo en grandes tripas que cosían y colgaban unos días a secar, tras un ahumado con leña de roble y tomillo para sanearlos y darles buen gusto. Con este embutido, esos monjes medievales agasajaban a sus invitados, “ya fueran reyes o peregrinos, obispos o enfermos indigentes”.
“La historia cuenta que una vez degustado, los huéspedes no podían olvidar el picazón y todo se les volvía suspirar por la golosina perdida”.

La tradición en el Bierzo era que el primer botillo se comiera en Nochebuena -todavía hoy en día en muchas casa se come este plato el día de Navidad-, ya que coincidía por esas fechas la matanza del cerdo y daba tiempo a su curación.
Y que el último botillo del año se coma en Carnaval, justo antes de entrar en Cuaresma, pero esa costumbre ha ido cambiado a lo largo de los años con otras formas de consumo y producción que alargan la presencia del embutido rey en las mesas del Bierzo.

botilloY es que es muy difícil renunciar a este manjar berciano cuando, como este año, las fiestas de Don Carnal se celebran “tan temprano” y aún queda invierno y frío por delante.
Las empresas “embuten” prácticamente todo el año y aparecen otras formas de comer botillo, más allá de su preparación tradicional, cocido y acompañado con repollo o berza, patatas y chorizo.
La receta tradicional berciana es como sigue:
Ingredientes (4 personas):
• Un botillo del Bierzo
• 4 chorizos frescos
• 1 repollo mediano
• 4 patatas
El Botillo del Bierzo se pone a cocer en una olla, a fuego lento. Un botillo que pese un kilo deberá cocer unas tres horas. Cuarenta y cinco minutos antes de su plena cocción incorporamos la verdura. Y por último, treinta minutos antes de la cocción, se añadirán las patatas cortadas en cachelos y el chorizo fresco.
Su salsa roja será el complemento ideal que dará color, aroma y sabor a las verduras y las patatas. Se sirve en una fuente honda, con los aditamentos rodeando el botillo.

2 Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*