Acelgas con panceta y tomate.

publicado en: Recetas | 0

Las acelgas no tienen muy buena prensa, pero es una de las verduras de hoja verde con más sabor. Una verdura muy agradecida en la cocina pero poco apreciada que con la panceta que os ofrecemos en La Venta de Don Baldomero os quedará de lo más sabrosa. Este plato de acelgas con panceta y tomate es una receta sencilla de hacer, muy rica y llena de vitaminas. Un plato muy completo no sólo por las acelgas sino por el aporte de la panceta y el resto de las hortalizas.

 

La receta de las acelgas con panceta y tomate.

Ingredientes para cuatro personas:

  • 1/2 kg de acelgas.
  • Dos dientes de ajo.
  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 150 gr. de panceta.
  • Dos cebollas.
  • 1/2 kg de tomates.
  • Sal y pimienta negra recién molida.
  • Un pimiento rojo.
  • 1/2 cucharada de pimentón de la Vera.

Empezamos calentando en una cazuela grande dos litros de agua. Lavamos las acelgas y troceamos las hojas y las pencas.

Cuando empiece a hervir el agua echamos 2 puñados generosos de sal y un chorrito de aceite (también podéis echar un chorrito de limón para quitarle el sabor amargo a las acelgas). Seguidamente las añadimos y las dejamos hirviendo durante 20 minutos. Escurrimos las acelgas y reservamos.

A continuación pelamos las cebollas y los dientes de ajo. Lavamos el pimiento y picamos todo en trozos pequeños. En una cazuela ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y sofreímos las cebollas, el ajo y el pimiento a fuego lento hasta que se doren. Tardarán entre cinco y diez  minutos.

Después añadimos la panceta previamente troceada en tiras. Cocinamos con el resto de ingredientes hasta que cambie de color y suelte todo su sabor y rectificamos de sal y pimienta.

Ahora vamos a escaldar los tomates, les quitamos la piel y los troceamos también en dados y le añadimos el toque de pimentón de la Vera.

Seguidamente removemos todo con suavidad y por último añadimos los tomates. Dejamos que se cocine durante 10 minutos y añadimos media cucharada de azúcar para corregir la acidez que le da el tomate.

Luego lo apartamos del fuego y echamos las acelgas ya escurridas. Removemos todo y servimos bien caliente acompañado de un buen vino tinto Peregrino 14 de Bodegas Gordoncello. Que aproveche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*